Mi blog de notas

Cadenas bien formadas


De muertes en el gimnasio

Acabo de llegar del gimnasio hace unos minutos, medio lipotímico como siempre. Me apunté hace unos días para hacer algo durante estos meses en los que mi habitual rascamiento de barriga se acentúa (por lo visto, Pedro Jorge también se ha apuntado a uno).

El caso es que me encontraba haciendo una serie de 12 repeticiones de una cosa que no sé cómo se llama, pero que me ha dejado el trapecio para el arrastre, cuando escucho a la monitora hablando con un hombre sobre la muerte de Elvis Presley. Ella le decía que no estaban claras las circunstancias de su muerte, y que había mucha gente que creía que seguía vivo. Él asentía, y añadía que el caso de Marylin Monroe era igual. Entonces, otro tipo que tenía puesta la antena como yo se unió al análisis conspiranoico afirmando que no existen fotos del cuerpo de Hitler, y que está bastante claro que escapó del bunker. Además añadió con la misma firmeza con la que levantaba 60 kg que Elvis sí que estaba muerto, pero lo tenían congelado al igual que Walt Disney.

El caso era abrazar cualquier explicación que no fuese oficial, y por tanto aburrida. Continuaron discutiendo otros casos misteriosos, entre los que sin duda estaría el de Paul McCartney. Yo seguí con lo mío, pensando en lo que tendrían que ejercitar aparte de la musculatura. Preferí no discutir con ellos acerca del espíritu crítico ante leyendas urbanas, porque normalmente trato de no discutir sobre nada con gente cuyo perímetro de bíceps es comparable a mi perímetro torácico.

2002-07-31, 19:14 | Enlace permanente | 0 comentarios |

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://chewie.blogalia.com//trackbacks/2134

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 23.20.165.182 (b070ef5704)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?


Cacharros